Noticias Destacadas
Inicio / Crónicas / Crónica de un asalto anunciado

Crónica de un asalto anunciado

ae313e594a3d40b

Les hago llegar una crónica que escribí sobre un asalto que por desgracia sufrí como muchos otros ciudadanos, tengo una columna en mi facebook donde escribo , muchas otras crónicas urbanas, en este ocasión de daría mucho gusto me publicarán….. gracias y felicidades por su espacio!!!

Al abrír los ojos, afirme, jure y perjure que sería un día distinto a los demás y así fue, lo decretado estaba por cumplirse.

Tenía que ir a Bonorte a realizar un retiro y poder depositar en HSBC, trace mi ruta, tendré que irme caminando hasta la insurgentes en Ecatepec, en la esquina esta el banco y de ahí me voy al HSBC que se encuentre en la esquina del metro Sevilla donde era mi destino final.

Allá iba yo, caminando, inyectándome  dosis de vitamina “C” en cada gajo de mandarina que degustaban mis suculentos labios, escuchando de fondo a Prince Royce, y meneando la cadera a la derecha, a la izquierda a la derecha a la izquierda, swing, swing, swing.

Pase al primer Oxxo.

-Buenas tardes, me pone una recarga de $100

– Que pena señorita no tenemos cambio de $500

– MMM, gracias!!!

Segundo Oxxo

-Hola , buen día, sería tan amable de ponerme una recarga de $100 pesos

-Ah, disculpe no podemos aceptar billetes de alta denominación

-mmm, gracias!! Ahora sí ya estaba verdaderamente molesta.

Farmacias del Ahorro “ te queremos bien”…

-Joven traigo un billete de $ 500 me puede hacer una recarga de $100 pesos

-Ah, señorita disculpe no tengo recargas y tampoco tengo cambio.

Primera señal, bien definida…

Llegue al cajero automático, dos personas delante de mí, ¡excelente! Pensé, deslizo mi tarjeta y el primer mensaje “ su nip es incorrecto, inténtelo de nuevo”, segundo intento; lo mismo, tercer intento; “ su tarjeta ha sido bloqueada”

Bloqueada, si, Blo-que-a-da, casi me pongo histérica, ¿cómo se pudo bloquear? si ese número lo he cargado conmigo durante 11 años, sin duda era la segunda señal.

Pase directamente al banco a intentar remediar el chistesito, 6 personas formadas delante de mí, una sola caja funcionando, aplique la teoría de que la cajera tiene 3 minutos para cada movimiento de cliente, si mis matemáticas no me fallaban en menos de media hora iba lograr llegar y llegue…

–      Buenas tardes señorita, mi tarjeta me la bloqueo el cajero sin razón alguna,

–      No se preocupe aquí al lado hay un teléfono , llame para desbloquear y después pasa otra vez conmigo

Respira galleta, respira, las cosas pudieran estar peor y no lo están…

–      Gracias por llamar a Banorte a continuación le presentamos nuestro menú de opciones.1…, 2…, 3… 12 etc..

–      Mta, en ninguno dice cambio de nip-

Disculpe señorita en el menú no viene ninguna opción de cambio de nip

–      ah, no se preocupe apriete cualquier opción hasta que le contesten.

Pos ahí estaba, apretando todo hasta que después de media hora lo logre, llegando a la caja, solo hicieron el desbloqueo de la tarjeta, pero no pude hacer uso de efectivo… Tercera señal.

Salí del cajero, sin crédito y sin dinero, saque toda la morralla para ver si alcazaba a pagar la combi hasta indios verdes, logre completar mis diez pesotes, pensé en subirme en una combi que fuera directo para evitar hacer paradas y que, se fuera a subir algún malhechor o roba-.chicas guapas y esbeltas con sonrisa linda como yo.

“Indios Verdes Directo” decía; saque mi celular, me coloque mis audífonos y no agarro ninguna estación y el playlist no funcionaba, así que pensé en sacar mi libro y enfocarme en la lectura.

La combi paso la caseta sin ningún problema, mire el reloj 2:35pm, seguro llego antes de las tres y estaré siendo la primera en llegar al curso como es mi costumbre, en eso estaba cuando escucho una voz de la señora de mi costado izquierdo.

-Ya voy para allá, acabo de pasar la caseta, si ya los tienen detenidos, que no les tomen declaración hasta que yo llegue, si, si, ya sabes que a veces los rateros suelen tener un mínimo de cerebro.

En eso veo a un joven de entre 30 y 35 años, cabello negro corto, casi pelón, moreno, playera rojo con flanjas amarillo, andale sí, como la del Barcelona, pantalón verde de cargo, una bolsa cruzada negra, de donde saco un revolver e introdujo dos balas frente a mí.

Apuntando directo al rostro de la señora le dijo:

-A ver hija de tu puta madre, ahorita me vas a sostener en mi cara, que los rateros tenemos un poco de cerebro, cuelga ese pinche teléfono

-A ver espérame, sí nos están asaltando , un novato ahorita voy para allá

-Te dije que cuelgues, ¿te crees muy chingona?

Le arrebato el teléfono, se pasó frente a ella y gritó:

-Chofer no te quieras pasar de listo cabrón, no enciendas las luces, no te pares hasta que te indique y no aceleres a más de 60; y ustedes quiero teléfonos y dinero.

Fui la primera en entregar mi monedero y mi celular, y así cada uno de nosotros, aunque mi mirada se encontraba hacia el piso, conté 200, 400, 150, 80, 5 celulares, un psp y contando…

-¿Qué  te crees muy chingona porque eres abogada, dame tu teléfono por si algún día te necesito?

-Acuérdate de mi cara porque todos caen dos veces y la próxima vez, no te voy a dejar salir

-No te hagas pendeja, y dame dinero

-Toma

Mientras le aventó al suelo un billete de 50 pesos, en ese momento volvió su mirada hacia mí, gritándome que le diera todo lo que traía en mi mochila.

Saque mi chamarra, mi suéter, mi libro, mis cosméticos  y mi libreta, mientras le contestaba que ya le había dado todo, que era estudiante y que no traía nada más.

Mientras permanecía apuntando el rostro de la aparente abogada, yo choque mis palmas, y comencé; Padre nuestros que estas en el cielo…, todo mi cuerpo pegado a mis rodillas, y en mi cabeza repasaba la canción; “ Enfrentar la vida es madurez, y nos falta poco contemplar las maravillas de la vida”, de los ángeles azules y Carla Morrison.

Mi respiración era lenta, mis ojos miraban los zapatos sucios y desalineados de mi acompañante de combi y la otra mitad de mi cabeza, pensaba en el momento del disparo y ver rodar toda la sangre de mi compañera en mi cuerpo…padre nuestro que estás en el cielo…

El desgraciado, le indico al chofer que hiciera la parada en las bodegas, que se arrancará y que nadie intentará seguirlo o hacer alguna estupidez, porque sino comenzaba a balear la camioneta…” y nos faltaba poco pa´contemplar las maravillas de la vida”

Se detuvo la unidad de transporte público, él descendió y el respiro fue precipitado y la exhalación profunda, pues solo estaba esperando a que bajará y asesinara ahí en mi cara, frente a mis rezos, a las 2:45 pm, ver caer nuestros cuerpos sin vida, él de ella por el disparo y el mío  por el susto.

La Muchacha que está sentada frente a mí, se acerco a levantarme y abrazarme.

Me recupere de inmediato y comenzaron los comentarios.

-Pinche chofer, si tú estás coludido, a ti no te quito nada

-hijos de la chingada tan fácil que se les hace

-No tengan miedo muchachos, el revólver era de juguete, por eso me le enfrente, era un novato, un experto, es capaz de encuerarnos, de dispararme o de golpearme, siempre véanlos a los ojos, ellos tienen el doble de miedo que ustedes, convivo con esta gente todos los días.

Lance mi interrogatorio

-Es usted abogada?

-Sí, soy de derechos humanos, de hecho ahorita nos acababan de indicar que agarraron unos en la Narvarte, voy al ministerios público

-¿es verdad que si nadie ratifica la denuncia pueden salir en menos de 15 días?

-Si , claro, pero les recomiendo que hagan su denuncia por internet, ahorita llegando daré el pitazo que estos cuates ya se están cambiando de ruta, los teníamos ubicados que hacían sus movimientos en el Gallo, pero seguro alguien dio el pitazo y ahora cambiaron de ruta

-¿Creen que lo detengan?

-si claro, este cuate no tarda en caer, es novato, ya sé cómo opera, y cuál es su ruta, estoy segura que le dio miedo, porque creyó que era policía vestida de civil.

Bueno, me baje de la combi deseando un mejor día a todos… Una vez abajo, pensé en regresarme de manera inmediata a mi casa, pero luego pensé que cuando mi hermano choco en su primer carro, mi papá lo obligo a manejar inmediatamente después.

Así que yo me tenía que enfrentar a la vida, más bien a seguir la vida, además me esperaba un curso maravillo sobre las 12 Claves para administrar el tiempo en los negocios,  no me lo podía perder por un mugroso ratero.

Sin duda creo que desde que salí de casa, Dios puso en mi camino señales que nunca descifre, él se aferro a que no llevará el dinero en el camino y que tampoco cambiará el billete, así que el ratero se llevo el celular viejo,  mi monedero vacio y mi tranquilidad.

Y yo me quedé con mi salud, con trabajo con mi vida, mi sonrisa, y una fe más viva que nunca… “Cuando te toca aunque te quites, cuando no te toca aunque te pongas”

Nos leímos Chata..

Por : Galleta Parra

galletaa06@gmail.com

Acerca de ecatepec

Ecatepec.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.